Viajando Sin Papel Higiénico

VIAJE A LEON – Parte del Camino de Santiago

catedral de leon viaje

Y seguimos el viaje a León, una de las principales ciudades de la comunidad autónoma de Castilla y León, a la que ya bastante pedal le habíamos metido.

Uno porque alcanza a distraerse con la belleza del paisaje (tanto verde por todos lados) y con una que otra parada por ahí a conversar con la gente y escucharle sus historias… pero wowww, fue de los tramos más duros de todo recorrido. Como dirían en Colombia, me sacó la leche pero enterita!

Aún recuerdo esa cara que tenía al llegar, que incluso una señora preocupada me preguntó si estaba bien… 🙂

Volviendo al tema del intercambio cultural, y antes de empezar a hablarles de León, me gustaría hacer énfasis en esto. Y es que en cualquier destino que uno escoja, sea este playa, selva, montaña o camino, siempre se encontrará con personas dispuestas a ayudarle, regalarle una sonrisa y a hablarle de sus costumbres.Incluso, a tirarle un buen chiste y tratar de contagiarlo de su entusiasmo o, como en muchos casos, contarle interesantes historias de sus vidas, que se perderían si solo pasáramos derecho y medio levantáramos la cabeza para saludar sin mucho interés.

“Cuando viajes, mantén siempre abiertas las puertas de tu corazón”.  Daniel Tirado

La entrada a León es una delicia, ya que luego de la subida al Alto del Portillo, alcanzas a ver la ciudad y todo el cansancio que traes se ve como compensado al ver que solo falta una bajada para llegar.

Igual desde la entrada ya se ve la arquitectura tan espectacular de la ciudad, con una catedral alucinante (de las más bonitas de todo España) que se ve desde lejos y que invita al viajero a pasar, como que le da la bienvenida a la ciudad.

Rápidamente, y refrescando el cuerpo, con la brisa me dirijo hacia la parte antigua, hasta que un aviso me da la verdadera bienvenida y empiezo a sentir esa sensación como de casa!

11650713_10152907681385079_1839602894_nLo que más recomiendo dentro de León es salir a andar, recorrer sus calles empedradas que en ocasiones se vuelven recovecos que no sabes a dónde te llevarán, pero de repente desembocan en alguna plaza gigante llena de cafecitos con sus mesitas afueras donde la gente se disfruta sus cañas (como le llaman a la cerveza) o su tinto de verano: un delicioso y refrescante coctel con vino tinto, gaseosa de limón y gotas de limón, que cae perfecto en un día soleado.

Lee también: Que Hacer en Burgos?

Si hablamos de gastronomía, León parece todo un sancocho de platos. Por aquí fueron muchas las personas y culturas que han pasado y muchos caminos se cruzan en esta ciudad, entonces han traído de todo: carnes, comida de mar, aves y, por supuesto, embutidos y curados. Eso se ve de todo, no es sino asomarse a una plaza y se ven montones de carteles con toda la oferta que hay.

Según me contaron, lo más típico es la cecina (originalmente carne curada de caballo), el botillo (un embutido con revuelto de puras partes de cerdo) y el cocido maragato, que como su nombre da a pensar, es una sopa bien cargada con de todo, tiene normalmente más de 7 tipos de carne y después de disfrutarlo quedas listo para una muy española siesta, práctica común en todo este hermoso país.IMG_1534León es una ciudad demasiado grande y por lo tanto con demasiadas cosas para hacer. Se puede uno meter a alguna página web para buscar desde antes las cosas imperdibles de León, o simplemente, como lo hice yo, perderse por sus calles y estas mismas lo van llevando a uno. Es solo levantar la mirada y ver construcciones gigantes llenas de detalles en su arquitectura que lo dejan a uno boquiabierto cuando te paras en frente de ellas.

La catedral es impresionante, la Basílica de San Isidoro, la Casa Botines, la Plaza Mayor… Todos estos lugares hay que verlos obligatoriamente, así sea desde afuera y descrestarse con la perfección de sus construcciones.
11650684_10152907681380079_1209636203_n11420062_10152907681480079_714568594_n (1)Definitivamente, es una ciudad para andarla con la cámara al hombro y sin prisas, para luego, y como premio, poder ver el atardecer desde alguno de sus callejones y ver cómo el sol se va escondiendo entre los edificios, dejando a su paso un juego de sombras bastante especial.

Para finalizar el recorrido busca uno nuevamente las flechas o conchas que indican por dónde va el Camino de Santiago y esto lo lleva hacia el Convento de San Marcos, la última estructura colosal antes de dejar la ciudad y que al frente tiene una escultura muy apropiada para el momento, es un peregrino en bronce sentado descansando, recostado en una cruz y con sus chanclas tiradas a un lado.

Captura de pantalla 2015-06-23 a la(s) 5.34.11 PMTotalmente la actitud para este momento, donde ya el cansancio se va sintiendo! 🙂

Te recomiendo este otro artículo donde hablo un poco más de El Camino de Santiago.

Felices viajes,

Daniel Tirado

PD: Qué temas les gustaría que tocara para futuros artículos, que dudas tienen sobre el Camino de Santiago?

 

Sobre el autor Ver todos los Posts

Daniel Tirado

Surfista, escalador, actor, blogger, Youtuber de viajes y escritor del libro Viajando Sin Papel Higienico. SUSCRIBETE A MI CANAL: http://goo.gl/JPueZ

  • caritoA

    Excelente el post Daniel, que rico ese plan! Cuantas estaciones o paradas tiene el camino de santiago? Aun esto continua siendo una practica espiritual para los que lo realizan? . Abrazos.

  • DanielTirado

    caritoA Yo realice el camino frances, desde Pamplona hasta Santiago, de paradas no se, pero le pongo mas de 40. Para mi si fue algo espiritual, de reconeccion, mas no para todo el mundo, hay unos que van solo por el reto, o la parte deportiva. Un abrazo! 😉

  • patf77

    Me queria inscribir en el proyecto, siempte he tenido un espiritu aventurero, demasiado loca y arriesgada como dicen mis amigos jajaja, aun puedo hacerlo?, seria una lastima no estar en el. Paula

  • DanielTirado

    patf77 QUE PROYECTO?