Skip to content

POR UN MUNDO SIN AMARGURAS

Hoy les escribo para invitarlos a que se unan a este movimiento en las redes sociales con el hashtag #PorUnMundoSinAmarguras y que le cuenten al mundo que es todo eso que no les gusta desde: www.PorUnMundoSinAmarguras.com

Yo también me uní y quiero compartirles cuáles han sido mis momentos de amargura como viajero. No crean que todo ha sido color de rosa, he pasado por varios momentos de amargura que si no fuera porque entiendo que todo hace parte del paseo, y que siempre hay que ponerle una cara positiva a la situación, me hubieran dado duro! 🙂

Ahora recuerdo esas anécdotas a carcajadas, pero en su momento me pusieron a sufrir, jeje.

Uno de ellos lo viví hace exactamente 2 años que viajaba a Tailandia y debía hacer una escala en New York antes de cruzar a Bangkok. Para este viaje había tenido que renovar mi pasaporte porque el anterior estaba próximo a vencerse, en el cual tenía estampillada mi visa americana para la conexión.

Pero, olvidandolo por completo, empaque solamente el pasaporte nuevo creyendo que no era necesario traer el viejo (donde tenía la visa). Cuando llegue al aeropuerto de mi ciudad me encuentro con la amarga noticia de que para cruzar por los Estados Unidos debía tener los dos pasaportes, tanto el actual como el que tenía la Visa.

Y bueno, como era de esperarse, perdí mi vuelo (y bien costoso que había sido), pues no tenía tiempo de esperar a que alguien me trajera mi pasaporte desde la casa. Ahora, adivinen ¿qué es lo primero que reviso cuando voy a cruzar un país de transito? 🙂

Y que decir del amor de mi vida…

Ese momento tan amargo que significa cada viaje para mí, cuando al salir de casa, me encuentro con el triste rostro de Layla, mi perrita, como reclamándome porque no la llevo conmigo como siempre lo hago al irme de aventura.Captura de pantalla 2015-12-16 a la(s) 1.40.50 PMamarguraEs muy triste que ella no pueda venir a mis viajes por las restricciones que tienen en cuanto al tamaño de las mascotas que se lleven en el avión. Les digo que la amargura se apodera de mí cuando nos miramos con esa tristeza por querer llevarla y no poder.

Pero toca cerrar los ojos y solo seguir el camino…

Feliz navidad mis parceros!

Daniel Tirado

PD: Los estaré leyendo desde www.PorUnMundoSinAmarguras.com Recuerden pasar por la pagina y dejar ahí todos sus momentos amargos.